¿Conoces la canción que los magos le cantaron al niño Jesús? ¿Conoces la oración que hicieron al rey recién nacido? ¿Puedes recordar las palabras con las que José y María se dirigieron a ellos durante su visita? En ninguna parte del Evangelio encontramos esta información. ¡Conociendo el propósito de su visita, este silencio es sorprendente y posiblemente significativo! Los Reyes Magos viajaron cientos de kilómetros durante varios días, con un objetivo claro: encontrar  “el rey de los judíos que ha nacido” y adorarlo. (Mateo 2: 2).

Si tuvieras que hablar sobre tu última experiencia de adoración, ¿de qué hablarías? Algunos mencionarían la calidad del sermón. Otros comentarían sobre la interpretación del coro, y algunos recordarían la sesión de oración. Todos son elementos esenciales de la adoración. Curiosamente, el informe sobre los Magos en Belén no menciona estos detalles importantes. El enfoque está en otra parte: “Al entrar en la casa, vieron al niño con María, su madre, y postrándose lo adoraron. Luego, abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra” (Mateo 2: 11). Dar era la parte crítica de su adoración.

Dar como acto de adoración es nuestro tema principal para este número actual de Dynamic Steward. Coralie escribe sobre la función de dar en el culto de adoración adventista: el incentivo, el propósito y la teología de dar. Baxen presenta el Mensaje de los Tres Ángeles, que gira en torno a la adoración, como fundamento de nuestro mensaje de mayordomía. A través de la hermosa analogía de los fanáticos del fútbol, Reyes nos invita a evaluar nuestro papel como parte del equipo de Dios. Disfrute los otros artículos y crezca en su ministerio para guiar a otros a participar en la adoración completa.

¡Mis mejores deseos para el 2020!

Media Block Image Alt

January–March, 2020

2020-23-1