By Tiana Rabearison

Si, según el diario Los Ángeles Times (21 de marzo de 2014), el promedio de hogares estadounidenses tiene 300,000 artículos, ¿hasta dónde llegará esto? Muchos de mis amigos estaban tan contentos y satisfechos con sus teléfonos inteligentes, hasta que apareció la última serie de iPhone o Android. Me pregunto qué harán cuando esta nueva versión ya no sea la última. Hay muchas explicaciones para esa realidad, pero el problema subyacente va más allá del atractivo para nuevos inventos. Algo más fundamental está en juego: el contentamiento, un estado mental que también puede infiltrarse en otras áreas de la vida.

 El contentamiento es generalmente conocido como el estado emocional de satisfacción. Las personas generalmente no están satisfechas con lo que tienen, y comienzan a buscar más y en otros lugares. Esto no solo influye en nuestros hábitos de consumo sino también en otras partes de la vida, tales como las relaciones con uno mismo, con los demás y con Dios.

 Eva experimentó la perfección y el contentamiento hasta que el diablo redefinió su necesidad a través de los «anun cios » de la serpiente. Ya estaba creada a imagen de Dios y, por lo tanto, no necesitaba nada más para demostrar su identidad. Entender quiénes somos y nuestro propósito en la vida puede afectar el nivel de nuestra satisfacción. John Mason en su libro Conquering an Enemy Called Average  [Venciendo un enemigo llamado Promedio ] (1996) escribió estas palabras reveladoras, «hasta que no hagamos las paces con quienes somos, nunca nos contentaremos con lo que tenemos».

 Aquellos que hicieron la fila con la fría brisa invernal para el lanzamiento del último teléfono inteligente estuvieron una vez satisfechos y hasta orgullosos del modelo de teléfono celular que tenían. Pero más tarde, debido a los anuncios y promociones de la última versión, se les había hecho creer que lo que tenían ya no era lo su ficientemente bueno. Un elemento externo puede sembrar semillas de insatisfacción con lo que alguna vez fue apreciado.

Expresiones de Contentamiento

 Una persona contenta reconoce que nadie es perfecto, pero está satisfecho con lo que es. Mi segundo hermano mayor no dibuja como un retratista profesional, pero está contento con su estilo de trabajo. Reconozca sus límites, pero valore y aprecie su potencial. A menudo la persona descontenta se enfoca en la imperfección. Esta situación lleva a la inseguridad sobre la autoestima.

 Una persona contenta reconoce que nadie es perfecto, pero está satisfecho con lo que es. Mi segundo hermano mayor no dibuja como un retratista profesional, pero está contento con su estilo de trabajo. Reconozca sus límites, pero valore y aprecie su potencial. A menudo la persona descontenta se enfoca en la imperfección. Esta situación lleva a la inseguridad sobre la autoestima.

 Una razón legítima para el descontento es el deseo de crecer. Es probable que el crecimiento y la mejora ocurran cuando una persona no se siente cómoda con el statu quo. Un ejemplo podría ser una deficiencia observada en el conocimiento. Una vez identificada la necesidad, se desarrollan estrategias para transformar la realidad actual. Esto es diferente de un descontento generado por los celos o la codicia. La motivación no es encajar en una posición de aceptación social.

 El contentamiento hubiera evitado que Adán y Eva cayeran en pecado. Ayuda a salvar relaciones y dinero. Es un escudo contra presiones innecesarias y proporciona una paz interior. Por lo tanto, las relaciones se conservan, y los recursos dados por Dios están protegidos. Sobre todo, la satisfacción demuestra nuestra confianza en la providencia de nuestro Pa dre celestial (Mateo 6: 11; 7: 11). No es una ceguera ingenua acerca de la realidad actual de uno, sino la confianza en el que  está a cargo, quien declara: «No te desampararé, ni te dejaré» (Hebreos 13: 5). 

1 MacVean, Mary. Los Angeles Times: For many people, gathering possessions is just the stuff of life (March 21, 2014) Retrievable from www.latimes.com/ health.

2 Mason, John, Conquering an Enemy Called Average. (Tulsa, Oklahoma,1996)

Tiana Rabearison

Tiana Rabearison

Tiana Rabearison, MDiv es actualmente la pastora principal de las iglesias adventistas del séptimo día The Ridge y Vicksburg en la Asociación de los Estados del Golfo, EE. UU.

Media Block Image Alt

July–September, 2019

CONTENTAMIENTO