By Dennis R. Carlson

«Edificaron, pues, y terminaron la obra, por orden del Dios de Israel, y por mandato de Ciro, de Darío y de Artajerjes, rey de Persia. Esta casa fue terminada el tercer día del mes de Adar, que era el sexto año del reinado del rey Darío». Esdras 6: 14-15 R95

Su ministerio necesita desesperadamente fondos par cumplir su misión? El departamento de Planned Giving & Trust Services [Dar Planificado y Servicios de Fideicomiso] puede proporcionar una oportunidad que podría ayudar a garantizar que los recursos futuros que necesita desesperadamente estén disponibles. Planned Giving [Dar Planificado] involucra formar relaciones con aquellos que pueden proporcionar recursos, al motivar a las familias a crear un plan y al compartir las necesidades de la misión con los líderes de la comunidad que tienen recursos. Este compromiso puede ser tanto para los miembros como para aquellos que no son miembros de la iglesia. Trust Services [Servicios de Fideicomiso] es el proceso mediante el cual se otorgan estos dones planificados para que el valor se maximice para la misión. 

 Las Escrituras dan amplias ilustraciones de cómo Dios siempre ha estado íntimamente involucrado con toda la humanidad. Un ejemplo de la participación de Dios en beneficio de su mis ión se encuentra en el libro de Esdras. La tierra prometida estaba desierta y desolada (Jeremías 25: 11). La tribu de Judá estaba cautiva en Babilonia. Jerusalén y el magnífico templo de Salomón habían sido destruidos. ¿Cómo podrían empeorar más las cosas? 

 Sin embargo, Dios tenía un plan que había revelado sesenta años antes. Evidenciado por una profecía dada a través del profeta Isaías, que nombró a un rey que aún no había nacido que derrotaría al poderoso imperio babilónico, los judíos volverían a su patria y reconstruirían el templo en Jerusalén (ver Isaías 44: 28; también 45: 1-8). De acuerdo con el plan, Dios asignó al rey Ciro la tarea de ayudar a Judá, a pesar de que nunca se convirtió en un seguidor del Dios de Israel.

Este rey pagano hizo exactamente lo que Dios había profetizado a través de Jeremías (Esdras 1: 1-5), y mediante este don planificado terminaron los setenta años de cautiverio de Judá. Darío y Artajerjes también siguieron el liderazgo y el mandato de Ciro para asegurar que el templo en Jerusalén se completara (Esdras 6: 14-15).

¿Puede ocurrir esto hoy? ¿Sigue Dios moviendo los corazones de los «paganos» para apoyar su misión? No podemos mencionar el nombre del país donde una escuela adventista del séptimo día perdió muchos años atrás instalaciones escolares por la toma de poder del gobierno. Después de esta pérdida, a través de la generosidad de donantes internacionales, se compró un nuevo campus y finalmente se construyó una nueva escuela. Los alumnos y profesores disfrutaron de este nuevo campus durante muchos años. Luego, en el 2016, la escuela recibió un regalo muy inesperado de una autoridad gubernamental. La semana anterior a este regalo inesperado, el gobierno había tomado una porción de la propiedad de otra denominación para construir un santuario pagano. Entonces, cuando el séquito de la autoridad gubernamental apareció en el campus de la escuela adventista del séptimo día, el director, comprensiblemente, temía perder otra escuela para el gobierno. Oró a Dios por sabiduría para responder de manera correcta a lo que pasara. Después de pedir ver al director, la autoridad gubernamental exigió un recorrido por el campus. Luego, el general le preguntó al director qué necesidades tenía la escuela. Después de escuchar varias necesidades urgentes, la autoridad gubernamental se dirigió a su vehículo. Sorpresivamente, trajo $1,000 dólares en efectivo para donar al director a fin de ayudar a financiar la necesidad más urgente. Cuando el general se iba, indicó que traería más dinero en el futuro para ayudar a atender algunas de las otras necesidades de la escuela.

Hubo regocijo en la escuela ese día por el poder milagroso y la actuación de Dios. El Señor todavía obra en nuestros días en los corazones de los «reyes», o en los que tienen autoridad, y hará en el momento adecuado lo mismo para las necesidades de su ministerio. Presentémoslas ante Dios en oración, y confiemos en él. 

La historia de Esdras y la reconstrucción del templo en Jerusalén es una historia asombrosa de la fidelidad de Dios y su capacidad de actuar a través de todas las fuentes para proveer recursos, incluso a través de los dones planificados de reyes paganos gentiles.

Para obtener más información, puede comunicarse con la oficina de su División o con Planned Giving & Trust Services [Servicios de Fideicomiso y Dar Planificado] en la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día en www.willplan.org.

Dennis R. Carlson

Dennis R. Carlson

Dennis R. Carlson es el director de Planned Giving & Trust Services [Servicios de Fideicomiso y Dar Planificado] en la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día, Silver Spring, Maryland.